A todos nos gusta el aroma del pan recién horneado, así como su textura y sabor. Sin embargo, el pan que compramos en panaderías y supermercados está hecho con aditivos y conservantes que no aportan ningún valor nutricional a nuestra dieta.

Con una buena panificadora en casa podremos hacer nuestro propio pan fácilmente y controlar la calidad de los ingredientes para que sea lo más saludable posible.

Actualmente nos preocupamos por nuestra dieta y buscamos siempre lo mejor para nosotros y nuestras familias. Hacer pan de forma manual es un proceso complicado ya que por cualquier error podemos perder el trabajo que hemos realizado, ya sea que el pan no crezca o le falte cocción.

Por fortuna, la tecnología que se utiliza en las panificadoras nos permitirá hacer pan de forma sencilla y sin necesidad de ensuciar la cocina durante el proceso. Basta con introducir todos los ingredientes en las proporciones correctas para que la máquina se encarga de todo.

Las panificadoras son capaces de amasar, fermentar y hornear el pan por sí solas sin necesidad de vigilarlas. Esto hace que el proceso sea simple sin sacrificar la calidad del pan.

En este artículo vamos a estar analizando cuáles son los principales beneficios de usar una panificadora en casa. Haremos un repaso de cada una de las ventajas que podremos disfrutar al prescindir del pan industrializado y cambiarlo por una alternativa más saludable como es el pan hecho en casa con los ingredientes de nuestra preferencia.

Dieta saludable

panificadora imetec zero glu

Una de las razones más comunes para comprar una panificadora es para mejorar nuestra dieta al dejar de consumir pan con aditivos y otros componentes químicos. Esto es especialmente cierto para aquellas personas que sufren de intolerancia al gluten o son alérgicos a la levadura e incluso al grano.

La mayoría de las panificadoras modernas cuentan con un programa especial para poder trabajar con harina libre de gluten. De esta manera, aquellas personas que no puedan consumirlo tienen la posibilidad de seguir beneficiándose de las propiedades alimenticias del pan.

Pero no sólo los celíacos pueden beneficiarse de una dieta saludable. Con la panificadora podremos elegir cuidadosamente los ingredientes del pan, ajustando las cantidades de sal o azúcar para que se adapten a nuestras necesidades.

Comprar una panificadora puede ayudarnos a llevar una dieta más balanceada, en especial si hacemos pan integral que es más nutritivo y con buen sabor a diferencia del que encontraremos en el supermercado. Además, el pan integral lleva menos azúcar y proporciona más fibra para mejorar nuestro sistema digestivo.

Facilidad

Todo el que haya intentado hacer pan por su cuenta alguna vez sabe que requiere un gran trabajo, especialmente durante el amasado. Es una tarea que consume tiempo y energía que a veces no es recompensada por algún error que hayamos cometido en la preparación.

La panificadora no sólo hace todo el amasado, sino que también la deja reposar hasta que sube e incluso hay modelos capaces de calcular el tiempo que se debe dejar la masa sola teniendo en cuenta la temperatura ambiente.

Este tipo de dispositivo trabaja de forma autónoma para que no tengamos que hacer nada más allá de utilizar los ingredientes en las proporciones que se necesitan. De esta manera, se reduce al mínimo el esfuerzo necesario para hacer pan en casa.

Ahorro

Con la panificadora en casa podremos ahorrar dinero, especialmente si tenemos restricciones en nuestra dieta en el caso de los celíacos. Este tipo de dispositivos cuentan con diversos programas para hacer todo tipo de pan y dependiendo de la capacidad podremos alimentar a la familia entera.

Hay que tener en cuenta que la calidad del pan hecho en casa es superior al comprado en la panadería por lo que estaremos comiendo un pan gourmet por lo que nos costaría un pan normal. El costo de la panificadora se amortiza en pocos meses.

Mucho más que pan

&panificadora Russell Hobbs 18036-56 Classics;

Otra de las ventajas más destacadas de las panificadoras es que van más allá del simple hecho de hacer pan. La mayoría de los modelos actuales incluyen programas capaces de preparar todo tipo de pan, pero además se pueden hacer otras preparaciones.

Ejemplo de ello es el programa para hacer mermeladas donde podremos confitar frutas que luego podremos conservar en envases de vidrio por un tiempo. Asimismo, también se pueden hacer bizcochos de vainilla y una gran variedad de postres.

Si buscamos en internet encontraremos recetas de roscón de reyes o brownies que se pueden hacer fácilmente con la panificadora. De esta manera, tendremos opciones extras que nos permitirán sacar el máximo provecho a nuestro dispositivo.

Temporizador

Los mejores modelos de panificadoras incluyen un práctico temporizador para que podamos programar hasta con 15 horas de antelación el inicio del programa para hacer pan. Para ello debemos introducir los ingredientes y dejarlos listos en la cubeta.

Esta función nos permitirá preparar la panificadora la noche antes para que al despertar tengamos pan recién hecho para el desayuno. También podremos dejarla funcionando en la mañana y disfrutar de nuestro pan casero al llegar a casa. Es común que con el temporizador se incluya también la función de mantener caliente para evitar que el pan se enfríe.

Limpieza y mantenimiento

Hacer pan manualmente en condiciones normales deja la cocina hecha un desastre por la cantidad de utensilios y espacio que se ensucia durante la preparación. Esta es una de las razones por la que muchas personas prefieren comprar el pan.

Sin embargo, una de las ventajas de la panificadora es que son fáciles de limpiar y sólo se ensucia el interior del dispositivo. Al finalizar cada pan simplemente debemos sacar la cubeta para lavarla con jabón y pasar un paño húmedo por el resto de la unidad.

Conclusión

La panificadora es una herramienta ideal para cualquier hogar ya que nos permitirá ahorrar dinero al mismo tiempo que llevamos una dieta más saludable. Si a eso le añadimos que podremos preparar mermeladas y bizcochos para que podamos sacar el máximo provecho experimentando con nuevos tipos de panes y postres.